Recomendaciones para acometer una vía ferrata


Material de seguridad

Casco: imprescindible para prevenirlos daños de una caída fortuita de piedras. Aunque no parece muy importante, lo es.

Arnés: mejor comprar uno cómodo y regulable en las piernas. Esto nos facilitará el ponérnoslo, independientemente de la ropa que usemos en cada estación.

Disipador de energía: (ver foto) elemento que en caso de caída amortiguará el golpe. Hay de diferentes tipos, lo mejor es consultar un especialista para comparar modelos y escoger el más conveniente. Está terminantemente prohibido hacer una vía ferrata sin este tipo de disipadores.

Tercera baga: no es considerada imprescindible pero en los momentos difíciles te dará seguridad y te permitirá descansar.

Ocho & Cuerda: imprescindible para regresar rapelando, en pasos difíciles y para asegurar ferrateros indecisos.

Guantes: como las grapas son de hierro, sobre todo en invierno puedes usarlos para protegerte. Además no acabarás con callos y ampollas en las manos.

Zapatillas: se recomienda calzado cómodo, con suela gruesa y que no resbale. No es necesario ir con super chirucas o calzado muy técnico.


El avance por la vía

1. Siempre uno de los dos mosquetones del disipador anclado. Nunca hacer un cambio del disipador con los dos mosquetones a la vez. Asegurarse que los mosquetones siempre se cierran, ya sean semi-automáticos de vía ferrata como los de rosca de la tercera baga. Los dos mosquetones del disipador que estén contrachapados. Es decir, los cierres-roscas uno hacia cada lado, en sentidos distintos. Porque si hay roce con la roca, puede abrirse solo uno de ellos.


2. Con disipadores de placa, la cuerda sobrante que ha de correr en caso de disiparse ha de estar suelta totalmente. No llevarla enrollada en ninguna parte porque entonces no disiparía. Suele haber unos ganchos de plástico muy cómodos para que no moleste la cuerda sobrante y que saltan en caso de caída. Nunca dos personas ancladas en el mismo tramo de cable de vida, es decir, entre anclaje y anclaje del cable de vida a la pared. Sobre todo en tramos verticales, ya que si cae el primero arrastraría al segundo.


3. Evitar tirar piedras al progresar, ya que habrá más gente subiendo. En caso de haber piedra suelta, ir lo más cerca posible del predecesor para poder esquivar las piedras grandes que caigan antes de que cojan velocidad. Si hay anillas o baldas pequeñas donde no cabe toda la mano, son para los pies. No meter los dedos porque en caso de caída pueden amputarse las falanges por palanca.


4. Lo más importante es que hay que estar seguro en cada paso, por tanto no se ha de hacer las cosas deprisa. En la montaña decimos "prisa mata". Avanzar con pies y manos sobre los peldaños de hierro e ir pasando el disipador por el cable de vida. Esto es lo básico. A veces no hay peldaño de hierro, así que se tendrá que usar la roca directamente. De hecho, es lo ideal, contra más agarre a la roca mejor, aunque esto suele pasar pocas veces si hay peldaños puestos.


5. Si se quiere descansar, colgarse de la tercera baga a un peldaño o punto fijo y se pueden soltar los brazos (e incluso las piernas). Si se quiere descansar a mitad de un tramo, buscar una posición cómoda y/o anclarse de la tercera baga para relajar brazos. Siempre mirad a los que te siguen si también están en situación cómoda antes de ponerte a descansar. En la medida de lo posible, no cogerse al cable de vida, porque no esta puesto para ello y es muy cortante.


6. Los mosquetones del disipador siempre es mejor llevarlos por encima de los brazos y cintura, porque sino suelen quedarse atrás y hay que retroceder un paso. En tramos desplomados, es muy útil la tercera baga para quedarse colgado y poder utilizar los brazos para pasar el disipador en el cable de vida o para afrontar el siguiente paso. La tercera baga se suele poner en el peldaño más arriba que se llegue. Luego con un brazo se hace la fuerza de subir, quitar la baga, avanzar pies, avanzar mano y volver a poner la baga cuando ya no se pueda mantener más la fuerza.


7. En tramos de flanqueo donde no hay donde poner los pies, lo mejor es utilizar de nuevo la tercera baga para poner las plantas de los pies en la pared y hacer fuerza con la cadera hacia afuera, así también se descansan los brazos. Incluso se puede progresar así, arrastrando el mosquetón de la tercera baga por el cable de vida. Cuando haya que pasar disipador y baga al siguiente tramo del cable de vida tocará hacer fuerza de brazos de nuevo.


Contacta conmigo

Web creada por Cumbre Productions